Noticias

RODÉATE DE ESPACIOS NATURALES PARA ENVEJECER MEJOR

En poco tiempo, las personas con más de sesenta años sumarán el 40% de la población de Bizkaia y es importante tomar medidas para garantizar que esa etapa vital se viva de la mejor manera posible. Teniendo en cuenta esta realidad, es necesario promover el “envejecimiento saludable”, un concepto que la Organización Mundial de la Salud ha definido como “el proceso de desarrollar y mantener la habilidad funcional que posibilita el bienestar de las personas mayores”. Rodearse de espacios naturales es un ingrediente fundamental para cumplir años de manera más activa, saludable y feliz. Abrazar un árbol es garantía de bienestar.

En efecto, los estudios avalan que los espacios naturales juegan un papel fundamental para el bienestar de las personas mayores y más en los entornos urbanos, que es donde se concentra la mayor parte de este segmento de la población. Hay evidencias científicas que aseguran que vivir en barrios con más espacio verde se asocia con una mejora de la salud mental y de la salud física autopercibida, así como con niveles reducidos de obesidad y menor riesgo de enfermedad. Otros estudios han demostrado que las personas mayores que viven en barrios con más espacio verde reportan una mejor salud general, más satisfacción vital, y menos estrés. Además, una mayor exposición al espacio verde se ha asociado con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como la diabetes y con una menor mortalidad en la población mayor. Ahí es nada.

Pero, además, otro de los beneficios que aporta el espacio natural urbano en las personas es la cohesión social. En los parques este colectivo de la tercera edad tiende a socializar, algo que ayuda a hacer frente a una de las lacras del momento en el que vivimos: la soledad no deseada. Una pandemia silenciosa que afecta ya a una de cada cuatro personas en los países industrializados y que tiene un impacto negativo sobre la salud física y psíquica, así como sobre la calidad de vida de las personas que la padecen. Concretamente, en el País Vasco la sufren unos 106.000 mayores. Afrontar este problema es, precisamente, uno de los objetivos de la campaña “Invisible soledad” de BBK: Mercedes, la escultura hiperrealista obra del artista mexicano Rubén Orozco, recorrerá durante los próximos meses varias localidades vizcaínas para llamar la atención de la sociedad sobre esta cuestión. También es una de las prioridades de BBK Sasoiko, a través del fomento del envejecimiento activo y la participación social, o de BBK Kuna, donde se reflexiona sobre esta cuestión y se analizan posibles vías de solución, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible concretados en la Agenda 2030.

Y ya, por último, y no por ello menos importante: el acceso a espacios verdes en el barrio puede proporcionar incentivos para hacer más actividad física. Mantenerse físicamente activo es importante para la salud en edad avanzada y los espacios naturales invitan a caminar, marcando cada uno su ritmo, sin tener que parar en los semáforos, en pasos de cebra o ante aglomeraciones de gente. Y se puede llevar a cabo en un ambiente sin ruido, sin contaminación atmosférica y sin calor, convirtiéndose en un entorno idílico para la práctica deportiva.

Desde BBK invitamos a las personas mayores a salir y disfrutar de los espacios naturales que nos rodean, reivindicarlos y vivirlos, porque, al fin y al cabo, la naturaleza es salud”, explica desde Sasoiko Ixone Zubieta. Añade la importancia de construir “urbes sostenibles, inclusivas, seguras y resilientes, porque la ciudad del futuro tiene que estar pensada bajo parámetros medioambientales y tiene que ser amigable con las personas mayores, ya que su papel en la salud pública es fundamental”, en línea con lo que propone el ODS número 11.

Por suerte, Bizkaia cuenta con espacios naturales inigualables, tanto dentro como fuera de las ciudades. Dentro de esos marcos incomparables naturales vizcaínos se encuentra, por ejemplo, la reserva de la Biosfera de Urdaibai, donde, además, recientemente BBK ha inaugurado Klima, un espacio dedicado a la educación ambiental. Un lugar para todas las edades, intergeneracional, idóneo para seguir aprendiendo y disfrutando de la naturaleza que nos rodea, porque no hay límite de edad para aprovechar todo lo que los espacios verdes aportan. O, ¿por qué no participar en BBK Mendi Martxak? Estas marchas guiadas, que arrancan este mes de julio con la subida al Txarlazo, proponen recorridos aptos para todos los públicos y son una gran ocasión de hacer ejercicio y compartir un buen rato con otras personas. En fin, opciones y propuestas para disfrutar de los entornos naturales vizcaínos hay. Por tanto, anímate, ponte las zapatillas y sal a caminar y respirar aire limpio para oxigenar cuerpo y mente y así envejecer mejor.